Consejeros y Directivos

Cualquier Administrador o Directivo responde ante una reclamación con su patrimonio personal por los perjuicios causados en el ejercicio de sus funciones.

La póliza de D&O es la única protección eficaz ante estas reclamaciones que pueden ser presentadas por la sociedad, accionistas, empleados, acreedores y organismos públicos entre otros.